¿Cómo llamar a nuestro Señor?

Este sitio web le haremos un llamado Dios para pedirle por todas nuestras carencias. Porque siempre podemos ser un poco mejor. Es Dios es que nos va a ayudar a transitar por ese camino, por ese sendero muchas veces difícil que nos presenta el recorrido de la vida. . Pero nunca que desesperar, no hay que afligirse por qué si a los acompaña no debemos tener miedo. El miedo hace que nos recaigamos, que perdamos seguridad nosotros mismos y nos alejemos de las demás personas. Por el contrario, lo que tenemos que hacer es acercarnos a los otros, a nuestros padres, a nuestros seres queridos quedan todo por nosotros. Y cuando nos vamos acercando veremos que Dios siempre estará allí. El acercarse a Dios no debe ser una tarea que busqué la petición continua e incesante de aquellas cosas que creemos necesitar. El acercarse a Dios, el llamarlo tiene que ser una actividad cotidiana de agradecimiento, la cual evidentemente no generara satisfacción, pero no será un acto de individualismo sino que será un acto de amor eterno y verdadero hacia nuestro señor todopoderoso. En este espacio inauguramos una selección en la cual el máximo de los respetos estará dedicado Dios y trataremos de compartir, sobre todo, reflexiones que nos permitan interiorizarnos acerca de cuestiones que desconocíamos pero que están allí presente y nos pueden ayudar tanto nosotros como todo aquel con el cual podamos tener algún tipo de contacto y transmitirle nuestros nuevos aprendizajes uno acerca de la religión. No estamos aquí para pedir, pedir y pedir, como vemos en muchos lugares no solamente en Internet si no en el día día de la vida. No podemos estar todo el tiempo pidiéndole a Dios porque realmente tiene cosas más importantes que hacer que satisfacer los requerimientos individuales que no tienen mayor importancia para la comunidad. El propósito nuestro debiese ser más grande, con mayor proyección, y eso es lo que trataremos de inculcar y tratar de que todas las personas que visiten este sitio puedan pensar en grande, mucho más cerca de Dios de lo que lo venían haciendo