Del materialismo al espiritualismo

Soy el Mal. Quiero cambiar mi vida. Quiero transcurrir una vida feliz y contenta , ha dicho John, cuya exclusiva profesión era matar a alguien por dinero. Estas fueron las sentencias cuando vio la vida de un sacerdote. En tanto que una vez se encontraba solo, y muy infeliz porque su padre en este momento negaba cualquier clase de relación con él gracias a sus actos, recordó su niñez. Podía ver toda su niñez viva como si esas situaciones estuvieran tocando enfrente de él. Vio a su padre jugando con él. Podía sentir la sonrisa en su cara y la alegría en su corazón que poseía cuando se encontraba en presencia de su padre. Pero ahora mismo no se sentía feliz, sentía una clase de mal en el corazón, un mal muy profundo. No podía expresárselo a nadie. No había nadie que lo amara o a quien amara. No había nadie para comunicar su historia y su tiempo. Fue mecanizado por esta razón. Pero hoy, cuando vio la sonrisa de un sacerdote, por primera oportunidad, sintió celos por esto. Pretendía tener la misma sonrisa que poseía el sacerdote. Vio al sacerdote, al día siguiente, y admitió todo. Por primera oportunidad, de nuevo, sintió una clase de exitación y alivio. Manifestó su deseo de transcurrir una vida feliz como la del sacerdote. Y fue invitado a la Iglesia cuando se iba a dar un Sermón. Ese día se encontraba muy feliz. Podía sentir la inocencia del pequeño en su corazón florecer como algún cosa. Era feliz. Marcó sus pasos mientras avanzaba lentamente hacia las velas encendidas. Se sentía como si caminara hacia DIOS. Asistió a la iglesia todo el día. Cuando el sermón fue pronunciado por el sacerdote, sintió como si Jesús mismo en la forma de su padre lo estuviera guiando de nuevo. Cuando regresó a casa, durmió sin consumir píldoras ni alcohol y se despertó a la mañana del próxima día con el corazón feliz. Tienes que haber planeado que hasta cierto punto te sientes como si fueras Juan que perdura para la alegría. Deseas que DIOS sea tu padre. Deseas ver tu alma iluminada. Pero no tienes idea cómo. Es posible que usted escuche sermones, pero olvídese próximamente de esto y comience con su historia previo otra vez realizando que no tenga sentido. ¿Qué es lo que es necesario para ti llevar a cabo en ese caso? Encuentre un servicio en Internet que le otorgue esos sermones a usted basado en un horario. Esta debería ser la primera labor del día. Usted debe comprobar regularmente los sermones. Si deseas que te señale un servicio, únicamente debes echar una mirada Sermon Coach en. Y si me preguntan cuáles son las propiedades, la oferta del sitio digno de ser catálogo aquí. Ahora, el siguiente párrafo le presentara las propiedades. Tienen un enorme plan para desarrollar los sermones. Usted va a ser entregado un sermón por un lapso de 18 meses. Tienen una composición de sitio muy sencilla y eficiente. Son realmente fáciles de andar y buscar. Éstas deberían bastar por sí solas para agradar sus pretenciones del día a día. Si verdaderamente quieres guiarte a ti mismo, entonces no puedes demorarte. No debe retrasarse. No se deje aplazar y no vaya a llevar a cabo servicio, sirvase usted mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *