El loto en la práctica budista

Hay 8 símbolos Auspiciosos en el arte budista y la Flor de loto es posiblemente el más sobresalientes. De hecho, se podría asegurar creíblemente que la Flor de loto es el símbolo más popular de todos. Es frecuentemente que se encuentra en las maravillas artísticas gracias a su profunda conexión arraigada con la noción de iluminación, que es el propósito primordial de la costumbre del budismo. La Flor de loto y su posición derivada de Lotus en la costumbre del budismo tienen un nivel de dificultad más grande que el que la mayor parte de la gente descubren. Esto se origina por que la flor tiene un profundo concepto simbólico muchísimo más allá de la mirada de la flor o la suposición de que todas las religiones requieren un icono. La flor de loto no fue elegida para llevar a cabo un papel únicamente simbólico. Por otro lado, la presencia del Loto es escencial debido a que la posición de Lotus – un ingrediente crítico en la adoración del budismo – juega un papel tan integral en la costumbre del budismo. La posición de Lotus en la costumbre del budismo es algo que con continuidad es malentendido por esos que no comprenden lo que la posición está creada para fomentar. Para muchos, la posición de Lotus se ve “guay” y esto es lo bastante bueno para que la utilicen en su costumbre meditativa. Por otro lado, hay más en la posición que sencillos apariencias. Cuando pensamos que la posición es importante basado en una opinión superficial o superficial, corremos el compromiso de ser capaces de descartarla. Y honestamente, es preferible no descartar ningún ingrediente de la costumbre budista, bastante menos uno tan considerable como la posición de Lotus y su simbolismo. La clave para comprender el loto radica en tener una comprensión más profunda de lo que supone e supone. En el budismo, hay complejidades complementarios para investigar el simbolismo en algún imagen. Esto se origina por que el budismo apoya nociones de dualidades e interpretaciones abiertas. Ya que el budismo está arraigado en lo que ya existe dentro del yo, es habitual que las interpretaciones de los símbolos no estén precisamente establecidas. Esto no significa que no haya un orden al simbolismo encontrado en el budismo. Tal enfoque sería caótico y descuidado – precisamente esos son dos elementos muy apartados de lo que representa el budismo. Entonces, hay propiedades en general que la Flor de loto representa. La selección de la Flor de loto en el budismo se deriva del hecho de que es una flor que es con la capacidad de florecer simultáneamente que derrama sus semillas. Esto se relaciona muy poderosamente con los elementos del karma budista debido a que el karma da un giro alrededor de la causa y el efecto. En algunas ocasiones, probablemente halla similitudes entre la causa y el efecto y otros niveles tienen la posibilidad de llevar a la oposición precisamente opuesta de lo que al principio se pretendía. La clave aquí es que uno debe comprender que el karma probará ser una salvación o una ruina en relación de su acercamiento a la vida. Las flores de loto además se conoce que flotan en el agua. En algunas ocasiones, el agua puede ser prístina y clara. En otras ocasiones, el agua puede estar contaminada o sucia. El simbolismo de esto debería considerarse muy visible. Visto que la posición meditativa se base en la Flor de loto no es precisamente elegido sin una clara deliberación. La mugre del agua puede representar el lado malo, los peligros y el lado oscuro de la vida. La Flor de loto se eleva por arriba y flota sobre tal fealdad. El criterio de meditar en la posición del Loto muestra la noción de que un individuo puede elevarse por arriba de tales complejidades y adversidades y sostener su tranquilidad y su propia forma de pensar. Desde luego, además se puede sostener esa compostura en todos los ambientes, asi sea que se trate del tema central de la costumbre budista – una cabeza tranquila que coexiste en todos los ambientes. La Flor de loto no flota sobre aguas descuidadas y turbias. Nace de un barro sucio y vil, pero no lo sabrías si vieras una flor tan hermosa. Independientemente de la mugre de la que procede, la verídica naturaleza de la Flor de loto emerge de sus orígenes oscuros y se eleva por arriba de ella. Podrías tener en cuenta esto como la forma máxima de iluminación, que es posiblemente por lo cual el Lot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *