Jesús se reúne con Mahoma: Conversaciones, una “discusión fascinante” entre Jesús y Mahoma (2ª parte)

JESÚS SE ENCUENTRA CON MUHAMMAD (PARTE DOS) CONVERSACIONES, UNA DISCUSIÓN “FASCINANTE” ENTRE JESÚS Y MUHAMMAD Keywords (indicaciones): Islam, Cristianismo, Jesús, Jesucristo, Mahoma, Mahoma, Mahoma, fe, unidad de las religiones, desarrollo espiritual Dedicación Este “trabajo de amor” está escrito principalmente para ti, Sean y Gar JESÚS SE ENCUENTRA CON MUHAMMAD CONVERSACIONES, UN DISCUSIÓN “FASCINANTE” ENTRE JESÚS Y MUHAMMAD Jesús (J): Shalom, Muhammad Muhammad (M): Biesmiellah (bienvenido en el nombre de Alá) J: Pero aunque estoy muy orgulloso de mi origen judío y sus tradiciones, de todos modos no hace mucha distingue lo que nacemos (a pesar del énfasis de mi buen amigo Mateo en su Evangelio de nacer en una familia judía); pero lo que importa es en lo que nos convertimos. I: ¿Puedo hacerte esta considerable pregunta, Jesús? ¿Tus enseñanzas contradecían a los antiguos profetas de Israel y a nuestra Toráh? J: No, desde luego que no, hermano. Los estudié intensamente y los reverencié; después sólo añadí a esas antiguas verdades transmitidas de generación en generación. Quisiera que los hiciera un algo más importantes para mi tiempo en la tierra. No obstante, los fariseos no entendieron principalmente mi mensaje, ni mi misión de llevar a cabo el trabajo del Padre. ¡Ellos estaban muy descontentos conmigo! M: Claro que sí, Jesús. Varios cristianos me condenan además en la actualidad. J: Sospecho que es falta de comprensión, comunicación y estereotipos negativos. Pero entonces quién sabe verdaderamente lo que sucede en la cabeza de un individuo… excepto yo, desde luego (ha ha). No te coloques tan serio, hermano. ¡Sé que sólo estás bromeando! M: Bueno, Jesús, tú sí tenías una comprensión impactante de la cabeza humana y yo oigo una forma sorprendente con expresiones y utilizando parábolas sencillas para llevar a cabo llegar tu mensaje a la multitud simple. ¿No es una disparidad el planeta de hoy? ¿Quién habría planeado que el planeta ha descendido a eso que es en la actualidad? Pero entonces la multitud de mi tiempo, hace 600 años, no escuchó mis expresiones… y solamente está realizando situación el estado del planeta. Mahoma – Sí, Jesús. Fuiste (y eres) un Enorme Maestro y Profeta, adjuntado con Moisés. ¿Quién se habría soñado que dos enormes religiones fueron construídas desde nuestras expresiones enserio, no obstante, un poco en la Biblia fue dejado de lado por los padres mandatarios, que deseaban vigilar a las masas. Entonces Alá me mencionó que la Biblia fué corrompida por medio de los años. En este momento mis seguidores aseguran que Alá me utilizó como profeta, porque tu mensaje fué corrompido y distorsionado por nuestros seguidores, los cristianos. Jesús – Sospecho que Dios sólo utiliza a la multitud habitual que está muy bien preparada para someterse a Él… sus vidas. Renunciar totalmente, completamente, a nuestra intención a la intención de Dios (‘ Inshaa-Allah’). Nosotros somos sencillamente Mensajeros de Dios. Y tú además eres un enorme profeta, Mahoma. J Sí, me entristece de enorme manera que esto haya sucedido en partes del Libro Santo y algunas de mis expresiones fueron modificadas por dirigentes para sus propios objetivos. No obstante, todas las expresiones que digo en la Biblia son muy bien verdaderas, debido a que fui guiado, inspirado por Dios, El Padre. No obstante, hay muchas expresiones que he dicho y muchas historias que no se hablan de en el Nuevo Testamento. Inclusive libros, como los de Phillip y Thomas que fueron omitidos completamente (creo que fue por el Edicto Niceno). ¿Eres tú el Profeta Final, Mahoma? M: No puedo responder a eso, Jesús…como nadie, pero Alá sabe quién va a ser utilizado para sus poderosos fines? ¡De todos métodos, yo soy sólo un mero hombre mortal y tú estás designado a ser Dios! J: Ha ha ha! Es muy raro eso. Jamás dije que era Dios (que fue culpado falsamente y después crucificado por eso), sino que sencillamente tuve una relación íntima con Mi Padre, el Constructor del Universo. No podía llevar a cabo los milagros por mi cuenta y siempre pedí Su asistencia para que me ayudara a pasar por ocasiones difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *