La Búsqueda de la Quisición – Conseguir que Dios entre en tu vida

Cuando recibes el Sello empiezas a buscar a Dios todos los días. Esta búsqueda es tu orientación. Tienes ganas de saber cuál es el Plan de Dios para tu vida. Y cuando sepas Su Plan y lo hagas, Dios además te prosperará a ti. Cuando están sellados, siempre buscan primero el cielo. Sus pretenciones en este planeta no son tan indispensables como su necesidad de Vida eterna. Del mismo modo que sus sufrimientos en este planeta no tienen la posibilidad de compararse con los bienestares eternos del Cielo. Puedes padecer en este planeta porque tienes necesidad. Parte del Plan de Dios es prosperar, pero eso no en todos los casos supone que van a llegar a ser ricos. Y puede aguardar años por su riqueza cuando llegue. Jesús dijo:”No comáis -dijo Jesús-, tened precaución, diciendo:’ ¿Qué vamos a comer y qué beberemos, o qué vestiremos? Tu Padre celestial se otorga cuenta de que todas estas cosas juntas son una necesidad” Estas tres cosas que Jesús dijo se consideran “pretenciones simples” de la gente en el planeta de hoy. La comida, la bebida y la ropa son algunas de sus pretenciones más simples. Y estos están entre los mercados más importantes de todo el mundo actualmente. Ellos son los más importantes porque son pretenciones simples -todos tienen necesidad de ellos, inclusive los que no son ricos. Los pobres por el momento comen y beben y utilizan ropa. Pero además son enormes mercados porque la mayor parte de la multitud busca diversidad. De hecho, la diversidad puede considerarse una necesidad elemental. Se conoce que comer una diversidad de comestibles es preferible para su salud que comer sólo varios de los mismos comestibles día tras días. Y la diversidad en la ropa es comunmente una necesidad costumbre. Dios lo sabe. Se otorga cuenta de tus pretenciones simples. Inclusive se otorga cuenta de tu necesidad de diversidad. Dios no sólo quiere que usted satisfaga sus pretenciones simples. Dios además quiere prosperarte. Dios quiere sellarte. Él quiere escribir Su Nombre en ti. Y Él quiere prosperar entonces porque tú le perteneces a Él. Él quiere bendecir a su pueblo. Y cuando seáis sellados, les acercaréis cada vez más y más a Él, más cerca del Cielo. Por eso renuncia a toda cautela. Renuncias a toda ansiedad por agradar tus pretenciones. Solías estar ansioso, pero por el momento no lo estás. Si eres ambicioso, liberas toda la ansiedad que una vez te acompañó. Deja de inquietarte. Buscad primero -dijo Jesús-, el reino de Dios y su justicia, y todo lo mencionado les va a ser incrementado. El precaución no es para mañana, mañana se preocupará por su cuenta. Bastante para todos los días es el inconveniente que se hace en él “Le daña para atender sus pretenciones, inclusive las simples. Ocupa tus pensamientos y sentimientos cuando podrías estar pensando en Dios y sintiéndote de esta forma además. Y ya basta de eso todos los días. No necesitas más. Pero cuando seáis sellados estaréis intentando encontrar el reino de Dios en la quisición. Y seguirás a Dios hasta la prosperidad. Él desarrolló el planeta lleno de abundancia y Él los guiará ahí cuando lo busquen por día. Dios te conducirá a la abundancia, pero primero liberas tus intranquilidades y intranquilidades y sigues a Dios. Sigues el mensaje del Sello. Entonces puedes continuar a Dios mismo en tus propios pensamientos y sentimientos. Tú buscas Sus Deseos en lugar de los tuyos. Tiene Sueños para ti. Tiene Visiones para ti y Planes. Buscas comprender esos proyectos. Biografía del autor: Y en este momento Jason quisiera invitarte a recibir tu reporte GRATUITO ¿Estás cometiendo estos fallos como católico? en www.sealsecrets.com y “Get God’ s’ Seal of Approval’ and Get the Victory Over Evil” en www.sealofthesoul.com Jason Witt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *