La evolución ha estado en la Biblia todo el tiempo

Desde que Darwin divulgó su infame libro On the Origin of the Species en 1859, la ciencia y la teología estuvieron en guerra por la teoría de la evolución. La ironía es que la evolución y todos sus puntos -la selección natural, la supervivencia de las mutaciones genéticas más adecuadas- se muestran en la Biblia tan claros como el día. De hecho, inclusive una aclaración de “eslabón perdido” que la ciencia aún no descubrió además hace aparición ahí. ¿Se encuentra en algún libro perdido, en algún pasaje oscuro, en algún verso críptico o en alguna traducción esotérica? No, en una historia entera se ve que todo el planeta lo sabe, la historia del Arca de Noé. Y cuando señalo el concepto metafórico de la historia, te preguntarás cómo es viable que jamás lo hayas notado antes. ¿Cómo? La iglesia no pretendía que te dieras cuenta. Porque la realidad les quita el poder y lo pone donde por derecho les forma parte a ustedes. La mayor parte de la multitud -incluso los cristianos devotos- no descubren de que Jesús no fue el primer personaje bíblico nacido de una concepción inmaculada. En el Libro de Enoc, una vieja obra religiosa judía comunmente atribuida al bisabuelo de Noé, Enoc, se decía que Noé además era inmaculadamente concebido. (Es atrayente ver que al investigar este artículo, acabo de enterarme de que Enoc asegura que a lo largo de los últimos días, el tiempo se va a acelerar. No sabía nada de este pasaje, pero escribí sobre mi propia vivencia de que el tiempo se aceleraba aquí. Algunos creen que los ángeles fueron causantes de la distribución. Otros creen que fueron los antiguos alienígenas quienes cruzaron a los humanos primitivos con su ADN para hacer a los humanos modernos más capaces, cuya generalización forma la base de todos los mitos sobre la mezcla de dioses y humanos. Con respecto al punto que estoy realizando aquí, no obstante, basta decir que la concepción divina se relaciona con la pureza de Noé. Y metafóricamente comentando, alguien que es puro está más cerca de Dios, y entonces es un arquetipo de la realidad y de cómo debemos modelarnos a nosotros. Resumiendo, Noé, del mismo modo que Jesús, es representado como la encarnación de la realidad y representa el sendero que todos tenemos que seguir: un sendero de justicia y verdad. Siendo divinamente concebido, él además representa una raza más avanzada de la cual toda la vida en la tierra descendería, dado que todos los humanos inferiores serían eliminados del diluvio. En mi novela-trilogía todavía única, Las respuestas de los laicos a todo, donde se basa esta bitácora, se explora en aspecto el criterio de que el arca de Noé es una alegoría de la evolución. Hablamos de la supervivencia del más fuerte. La evolución, según Darwin y aceptada por la ciencia dominante, sucede cuando una mutación genética en un organismo es favorecida para su supervivencia. Después se transmite. Ocasionalmente, esos organismos con esta mutación van a estar mejor equipados para subsistir, descartando a los que no tienen esa mutación. Los enormes eventos como epidemias de patologías, catastrofes naturales y cambios climáticos aceleran el desarrollo, favoreciendo inmediatamente a esos organismos que están mejor capacitados para ajustarse a su ámbito. Ahí lo tienes. Evolución 101. Levantado, precisamente como hace aparición en la historia del arca de Noé, cuando descifras las metáforas. Noé-la esencia pura de la luz como hemos predeterminado, fue organizada por Dios para crear un arca. Atrayente que la palabra “arca” fue elegida en vez de la más sencillo,”barco” o “barco” ¿Dónde más es la palabra “arca” la traducción habitual para algo que hace aparición en La Biblia? El arca del pacto: el cofre que transporta los Diez Mandamientos, la santa ley del pueblo judío. Por eso el arca que Noé es mandado crear para salvarse a sí mismo, a sus conocidos cercanos y a los animales que lo rodeaban, no era verdaderamente una barca, sino un pacto entre él y Dios. Es un convenio para continuar las leyes de Dios -las leyes que fueron diseñadas para retar a un individuo a desarrollar el autocontrol, la intención, la modestia, la gratitud y la fuerza de carácter. Resumiendo, estas leyes asisten a la multitud a crecer y ajustarse. El mensaje es que si nos atenemos a los principios que Dios ha predeterminado (el arca), vamos a ser más capaces de subsistir a los inevitables retos de la vida (el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *