La historia del budismo en el Tíbet

El budismo fué la religión oficial del Tíbet a lo largo de 2.000 años. Originaria de la India hace precisamente 2500 años, emigró al Tíbet en el año 170 d. C., pero no se arraigó hasta el reinado del rey Songtsen Gampo, cuando lo dijo la religión oficial del país en el año 641 d. C. La persona a la que más se le asigna la propagación del budismo en el Tíbet es Padmasambhava, que llegó al Tíbet desde la India en 774. Su procedimiento de combinar el budismo indio clásico con la religión nativa de Bon asistió a la civilización tibetana a adoptarla como suya. Esta rama original del budismo tibetano se conoció como la Escuela Nyingma, que por el momento existe actualmente como una de las 4 academias primordiales del budismo tibetano practicadas a nivel mundial. La costumbre del budismo en el Tíbet se vió seriamente obstaculizada desde que el gobierno chino lo prohibió cuando invadió el país en 1950. Desde el exilio del Dalai Lama a la India en 1959, se ha predeterminado en otros territorios de todo el planeta y se ejerce en todos los continentes y países de todo el mundo. El budismo tibetano se enfoca en dos puntos primordiales de la religión. Uno es vajrayana, que se conoce como el transporte del diamante. Es un aspecto del budismo que nació en la India cerca del año 500 d. C. Vajrayana se enfoca en lograr la iluminación por medio de la costumbre de rituales esotéricos, monitorización de algunas deidades y prácticas tántricas. El Tantra tiene dentro una diversidad de prácticas, pero se utiliza primordialmente como una forma de lograr la iluminación por medio de la identificación de las deidades tántricas. Las deidades tibetanas son arquetipos de algunas características que son las distintas naturalezas de los humanos. El budismo tibetano además se enfoca en un fenómeno de reencarnación en el que algunos practicantes y profesores muy avanzados de la religión se reencarnan en tulkus. La costumbre de admitir el tulkus es exclusiva en esta religión y es primordial para sostener el linaje de indispensables representantes de las enseñanzas y la civilización monástica. El primer tulku reconocido fue el segundo Karmapa, Karma Pakshi, que fué siempre reencarnado como tulku desde 1273. El Karmapa de hoy, Ogyen Trinley Dorje, es la 17ª encarnación y es la cabeza de la escuela Kagyu del budismo tibetano. El tulku más popular es Su Santidad el Dalai Lama, que es la 14ª encarnación de Tenzin Gyatso. Hay 4 ramas primordiales del budismo tibetano que se practican actualmente. Ellos son: La rama Gelugpa del budismo, que tiene el más grande número de seguidores, y además se denomina la Escuela del Sombrero Amarillo. Su Santidad el Dalai Lama es el jefe de esta rama. Nyingma es la escuela de budismo más vieja y vieja. Se apoya en las enseñanzas de Padmasambava (“el segundo Buda”), muy venerado por la gente que practican el budismo tibetano. La Escuela Kagyupa es otra rama del budismo donde las enseñanzas del Mahamudra y las Seis Doctrinas de Naropa son el enfoque primordial. La escuela Sakyapa del budismo tibetano empezó en el año 1073. Se realizó muy influyente políticamente en los siglos XIII y XIV. Biografía del autor: El budismo tibetano y la civilización tibetana son temas de interés para Sylvia Smelcer, que es la propietaria de los websites budistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *