La visión viable en la luz de Lucine

Cuando recibas el Sello vas a estar listo para la prosperidad. Dios los bendecirá con la luz de la suerte de la misma forma que bendijo la tierra con la luz cuando la desarrolló en el inicio. Tú eres la luz de todo el mundo. Eso es lo que Jesús ha dicho sobre sus fieles. Él se refería entonces a todos Sus creyentes, pero hoy no es semejante. El cristianismo es una religión muy habitual –la más habitual en el planeta según la mayor parte de las estimaciones. Pero eso supone que no todos los cristianos de hoy son la “luz de todo el mundo”. En esta jornada no varios son la luz de todo el mundo, pero pocos lo son. En el momento en que estén sellados ustedes van a ser uno de los pocos que son la luz para otros. Porque vas a tener esa luz brillando desde dentro de ti. La luz empieza como una luz interior y se irradia al exterior para que todos la vean. Y vás a querer estar en la luz. Querréis estar en la luz que resplandece de Dios, como cuando Él pronunció esas reconocidas primeras palabras:”Sea la luz”. Eso fue en el primer día de la Creación. Y hasta este preciso día las expresiones tienen un concepto profundo. Empiezas con la luz dentro de ti. Cuando la luz empieza a brillar dentro de ti, entonces tú además vienes a la luz que brilla desde el exterior. ¿Por qué no venir primero a la luz exterior de Dios? Porque la luz viene primero dentro de ti. Primero cambias por dentro. El cambio es requisito si deseas gozar de la prosperidad. Y cuando usted es sellado, el cambio se convertirá en práctico para usted y usted va a cambiar comunmente. Primero te arrepientes de tu pecado. Cuando la luz empieze a brillar dentro de ti, todo tu pecado va a ser visible. Va a querer arrepentirse para que no se muestre pecaminoso al planeta. No vas a ser con la capacidad de escoger la oscuridad otra vez para esconder tu pecado. Va a ser simple arrepentirse porque va a ganar perspectiva cuando esté sellado. De hecho, esa perspectiva es cómo la luz se ilumina primero dentro de su cuerpo. Primero consigues una perspectiva profética. Entonces todo tu cuerpo está lleno de luz. Sus talentos y capacidades espirituales van a ser revelados cuando ustedes ganen perspectiva y la luz de la suerte empieze a brillar dentro de ustedes. Estos son los talentos y capacidades que usará para prosperar. Y cuando esa luz lucina brille desde dentro, ustedes van a ser la luz de todo el mundo. Guiarás a otra gente a prosperar (así como a ti mismo) como la bendición de Dios para ellos. En la luz no sólo el pecado va a desaparecer sino que todo lo demás asociado con la noche y las tinieblas próximamente van a ser reveladas y removidas. Por el momento no va a ver visiones poco prácticas. Vas a ver visiones prácticas. Vas a ver las misiones que podrás conseguir. Y vas a tener el Exitación que Dios compartirá contigo al trabajar para lograr esas misiones. Dios te va a proporcionar mucha razón para hacer tus sueños. Dios no te va a dejar ver el futuro solo en las frías tinieblas. Trabajará contigo. El Espíritu Santo te consolará emocionalmente hasta que sepas la Alegría y el Exitación que sólo tienen la posibilidad de venir de Dios mismo. En el momento en que estén sellados van a tener la perspectiva para conseguir enormes cosas que los iluminarán por dentro. Y cuando recibáis el Sello, brillaréis esa misma luz interior sobre el resto de todo el mundo. Biografía del autor: Y en este momento Jason quisiera invitarte a recibir tu reporte GRATUITO ¿Estás cometiendo estos fallos como católico? y “Consigue el’ Sello de Aprobación’ de Dios y consigue la Victoria sobre el Mal” Jason Witt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *