Pastores: Conducir hacia el cambio o dejarse atrás

El ministerio está pasando por un cambio – verdaderamente, una clase de muerte (del enfoque basado en el cura al ministerio) y resurrección (del enfoque de equipo). Lo observamos en los números: más y más pastores sin trabajo, más y más iglesias cerrando sus puertas, cada vez menos dinero utilizable para programas y costos de creación. Es fundamental que el clero de actualmente reconozca esta situación y se guíe hacia el cambio – es la exclusiva forma de ser parte de la resurrección y no de la desaparición. ¿Pero cómo haces eso? Tu primera utilidad es la educación. Aumente su conciencia personal del paisaje del ministerio y asegúrese de que su cabeza esté muy por arriba de la arena y no enterrada debajo de ella. seguramente ya estés sintiendo el suelo moviéndose bajo tus pies – sé que lo hice, inclusive hace años atrás, y eso es lo que me llevó a mi segunda llamada como entrenador, mentor, creador y entrenador. Ahora, continúe con la elaboración. Equípese con las utilidades que necesitará para asesorar a otros por medio de esta transición. Este enfoque de conjunto no es algo natural para la mayor parte de los ministros, y precisamente no fue agregado en nuestro entrenamiento. Observamos nuestras relaciones como unilaterales, donde nuestro papel es asistir, solucionar o inclusive enviar. Los ministros sencillamente no están familiarizados a trabajar en colaboración. Una forma de emprender esta brecha es entrenando a los entrenadores – es la preferible utilidad que conozco para equipar y asesorar a otros por medio del cambio. Al final, trabajar en la comunicación. No intentes ir solo a este turno. La soledad y el aislamiento están en su punto más prominente en este preciso momento en los pastores, hasta el punto en que fundamentalmente asumo que un pastor está solo y aislado hasta que se demuestre lo opuesto. Racionalmente, seguramente sabes que hay otros que están pasando por las mismas cosas que tú, pero es tan simple dejarse atrapar y comenzar a reflexionar que eres el exclusivo. Lo escucho en todo momento en mis llamadas con los pastores,”¡Wow, es espectacular entender que no soy el exclusivo que piensa y siente de esta manera!” Inclusive los especiales dirigentes requieren acompañamiento para continuar realizando lo que hacen, fundamentalmente en instantes como este. La naturaleza misma de este cambio de un enfoque basado en el cura a un conjunto le implora que busque oportunidades de grupo. Mi sugerencia es que se una a un grupo de coaching. Tendrás la posibilidad de entrenar tus capacidades de grupo bajo el liderazgo de un entrenador profesional entrenado, quien además puede ser útil como mentor mientras vuelvas a poner esas capacidades en tu propio trabajo. Este cambio está ocurriendo con o sin ustedes, pero con educación, elaboración y comunicación, ustedes tienen la posibilidad de dirigir el cambio y finalizar en el nuevo mundo o ministerio. Biografía del autor: J. Val Hastings, MCC es el principal creador y presidente de Coaching4Clergy, que proporciona poder a los dirigentes espirituales de actualmente por medio del coaching, consultoría y entrenamiento de entrenadores. ¿Sabías que 6 de cada 10 iglesias cerrarán en los siguientes 10 años? Visite coaching4clergy.com y e3churchleadership.com para conseguir información, elementos y servicios que le van a ayudar a asegurar un futuro sostenible para su congregación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *