Peeling Back the Onion Aún Más – Entendiendo el concepto de Dios

Probablemente halla varios puntos de partida y varios caminos para hallar el núcleo de la realidad contenido en la cebolla de muchas capas. Varios de estos caminos se tienen la posibilidad de hallar luego de un largo tiempo y energía para ser un callejón sin salida, y una pérdida de tiempo. Por esa razón las mayorías de la multitud que quieren la realidad terminan renunciando a su búsqueda, y consienten, renunciaron a continuar sencillamente a sus dirigentes y su versión de la realidad, o su religión respectiva. Por eso se hizo tanto inconveniente en nombre de la religión – el ciego guiando a los ciegos hasta que los dos caen en un pozo de confusión. Mencionado lo anterior, centrémonos en un fácil precepto: el nombre original de Dios. Este es el núcleo profundo dentro de la cebolla de la religión.comenzando por las tres religiones primordiales -el judaísmo, el islamismo y el cristianismo (puede ser las tres ranas inmundas que emergen una vez más) cuya fuente original fue la de las primeras culturas de Mesopotamia -los sumerios-, logramos hallar un hilo habitual que transporta al nombre original, el que después se conoció como el nombre sagrado. Para eso debemos proceder a la lengua original, el idioma de los sumerios. La siguiente cita es de un libro de John Allegro, uno de los eruditos preeminentes de las antiguas lenguas sumerias y uno de los traductores de los Rollos del Mar Muerto. Según el carácter del sacerdocio, el sacerdocio de hoy además intentó suprimir esta información. Si usted es espiritual puede que no le agrade lo que encuentra. IAU “Si vamos a llevar a cabo algún suposición iluminada sobre las ideas” primitivas “del hombre sobre Dios y el universo, tendría que ser asumiendo razonablemente que serían sencillos y estarían de manera directa similares con el planeta de su vivencia. Puede que le haya dado al dios varios epítetos describiendo sus distintas funcionalidades y manifestaciones, pero no hay razón para dudar que la verdad detrás de los nombres fue concebida como una deidad exclusiva, todopoderosa, un dador de vida, un constructor supremo. El examen etimológico de los nombres de dioses primordiales que en este momento es viable apoya esta perspectiva, apuntando a un tema habitual de ofrecer vida, la fecundidad. De esta forma ya que, los dioses primordiales de los griegos y hebreos, Zeus y Yahvé (Jehová), tienen nombres derivados del concepto sumerio “jugo de la fecundidad”, espermatozoides,”semilla de vida”. Está en los contenidos escritos representados por una sucesión de signos cuneiformes diferentes, pero en la raíz de todos ellos está la iniciativa de la “fertilidad”. De esta forma, una U significa “copular” o “monte”, y “crear”; otra “tormenta”, como fuente del esperma celestial; otra “vegetación”, como el vástago del dios; en tanto que otra U es el nombre del mismo dios de la tormenta. Por eso, lejos de exhibir una multiplicidad de dioses y nociones teológicas contradictorias, nuestros primeros registros nos llevan de vuelta a solo una iniciativa, inclusive a solo una letra,”U”. Detrás del judaísmo y del cristianismo, y de hecho de todas las religiones de la fertilidad del Cercano Oriente y de sus desarrollos más sofisticados, está este fonema exclusivo “U”. En los humanos esto es espermatozoides que son expulsados del pene en el orgasmo. De El hongo sagrado y la cruz por Juan Allegro Resumiendo esta información, el avance progresivo del nombre de Dios en la zona mesopotámica originada por IAU – ¡significando Semilla de Vida! YAU YAU YAHU YAHU Adam IAU muy seguramente habló el nombre sagrado como IAUA (Ee-Aw-Oo-Aw) todo con vocales como en un aliento exhalado. Mientras el sacerdocio surgía y se organizaba más, el descriptor EL fue añadido – El significado’ la meta’. Abram, que venía de UR, el centro de todo el mundo mesopotámico, era muy consciente del poder de los curas, dado que

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *